4. Entrevistas

Iván Miranda
(Jueves 26 de enero, un día después de haber anunciado su retiro del tenis profesional).

FOTO: Luis Villanueva
Durante la conferencia de prensa estuvo tranquilo, controlado. Iván Miranda anunció al mediodía y en forma oficial, su retiro del tenis competitivo. Lo hace para tener más tiempo con su familia. Por la noche jugó un partido de exhibición en el club Las Terrazas de Miraflores ante el campeón olímpico chileno Nicolás Massú.

¿Que pasa por tu mente cuando piensas que el de anoche ha sido tu último partido como profesional?
Siento pena porque acaba un capítulo en mi vida, que tuvo gratos momentos y que tuvo también pasajes duros; que me permitió conocer lugares y amigos. Pero también siento mucha alegría porque sé que a partir de ahora voy a escribir una nueva historia, ligada al tenis, y que es la de formar nuevos jugadores.
¿Qué difícil debe ser tomar esa decisión?
Lo conversé mucho con mi esposa. Sé que extrañaré cosas del circuito, los torneos, pero creo que ya estuvo bueno de tanta gira, de viajes alejado de casa.
Repasando estos 12 años, ¿Con qué partido te quedas? ¿O con qué serie de la Davis te quedas?
La que más recuerdo, por todo lo que significó, fue ese partido que le ganó el bielorruso Max Mirnyi. Fue el primer punto de la serie y fue clave para clasificar por primera vez, y única hasta ahora, al Grupo Mundial. Ese festejo fue increíble.
Ese año fue increíble.
Si, en especial porque Lucho [Horna] estuvo lesionado y me tocó asumir el peso de los partidos. Recuerdo que le ganamos a Venezuela, que luego vino México y allí jugamos grandes partidos.
Foto: IPD/Comunicaciones
¿Y con qué partido te quedas de todos los que has jugado?
Hubo uno que jugué en Asia contra el mexicano Santiago González en febrero del 2007. Estábamos 2-2 en sets y él estaba ‘match point’. Me mandó un ‘globito’ y ya se acercaba a la net para celebrar su victoria. Yo le contesté con un ‘passing shot’ que pegó justo en la línea. Gané ese punto, me recuperé, conseguí igualarle la cuenta y gané ese set 8-6. La serie se puso 2-0. Lo recuerdo clarito.
Otro momento feliz en tu carrera es haber ‘coqueteado’ con el puesto 100 en el ránking mundial.
Sí, llegué estar en el 104. Pero eso fue el resultado de un sacrificio enorme. Por esos días entrenaba en Brasil y competía seguido. Llegué a pasar 25 semanas fuera del Perú. Pero yo no podía, siempre había algo que me llamaba. Me sentía mal. Tuve una depresión fuerte y caí en el ránking. Años después, sacrificando muchas cosas nuevamente, mejoré muchísimo en el ránking, fue para los Panamericanos de Río de Janeiro en el 2007. Llegué a estar cerca del 200, y cuando me iban bien las cosas, me vino hepatitis y tuve que dejar el tenis casi seis meses.
Vaya que sí has tenido momentos complicados.
Y ha sido difícil conseguir  auspiciadores que quieran invertir en mi carrera, en especial, porque su marca no la veían acá. Eso hizo que yo invirtiera prácticamente todo lo que gané en mi carrera.
Una pregunta difícil. ¿Vas a jugar la Davis ante Uruguay en dos semanas?
Mira, yo estuve dándole vueltas a este tema desde noviembre del año pasado. Al primero que se lo comenté fue a Lucho [Horna, capitán peruano] y le dije que si me necesitaba, podía seguir ayudando a la selección un año más. Quedó en responderme. Hasta ahora no lo ha hecho. Yo ya tengo planeado mi presente y no incluye la Copa.
¿Qué es lo que vas a hacer de ahora en adelante?
Me dedicaré a mi escuela en el Centro Promotor de Tenis de Miraflores. Espero sacar campeones pronto.
Copyright © 2014 Todo menos Fútbol | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top